El siguiente gráfico interactivo muestra la evolución de la tasa R de Costa Rica (en rojo) en el contexto de Iberoamérica. Este gráfico se actualiza a diario. (Hacer clic sobre las curvas del gráfico para obtener los datos).

¿Qué es la tasa R?

La tasa R de reproducción de un brote epidémico indica el número promedio de personas que contagia cada infectado durante todo el tiempo en que es contagioso.  Desde una perspectiva poblacional, la R indica por cuánto se multiplica cada generación de infectados cuando la reemplaza la siguiente generación. Una tasa R = 1 significa que cada generación de casos es reemplazada por otra de igual tamaño, es decir que la cantidad de individuos infectados no aumenta ni disminuye en el tiempo y el brote se encuentra estacionario.  Si R es menor que la unidad, la epidemia está en camino de extinguirse, pero si es mayor que 1 hay proliferación, la cual será de tipo exponencial a menos que se haga algo para contenerla.

 



Situación de Covid-19 en Costa Rica al 9 de abril de 2021, con énfasis en la tasa R.

 

Luis Rosero-Bixby

Centro Centroamericano de Población

Universidad de Costa Rica

Resumen

La tasa de reproducción de la pandemia en el país es una alarmante R = 1,25 según datos actualizados a 9 de abril de 2021, con el agravante de que esta tasa muestra una fuerte tendencia alcista.  Incluso si el alza se frenara, la continuación de R=1,2 durante un mes resultaría hacia el 10 de mayo en más de 1.500 casos diarios, casi 1.000 personas requiriendo hospitalización, 450 en cuidados intensivos, números que colapsarían los servicios hospitalarios del país.  Las autoridades deben considerar seria y urgentemente la adopción de medidas de distanciamiento social y redoblar los mensajes para que la población proceda al confinamiento voluntario.  Deben también aprovecharse al máximo las dosis de vacunas disponibles en el país para inmunizar lo más posible a las personas más vulnerables.

Tendencia reciente de la tasa R en Costa Rica[1]

La tasa R del COVID-19 en Costa Rica, estimada con los datos reportados hasta el 9 de abril de 2021, es una alarmante R = 1,25 con el agravante de que esta tasa muestra una fuerte tendencia alcista (Gráfico 1).  La estimación R = 1,25 corresponde a contagios ocurridos el domingo 4 de abril aproximadamente ya que en promedio suelen transcurrir 6 días entre el momento del contagio y el reporte confirmatorio del laboratorio (4 días de incubación más 2 días de respuesta del test).

Como es sabido, una R mayor que la unidad es absolutamente indeseable pues significa que el virus se está propagando a cada vez más personas y está teniendo lugar el temido aumento exponencial de la curva epidémica.  Y una R muy por encima de la unidad, como la de días recientes, significa un muy acelerado aumento exponencial: duplicación del número de casos en menos de tres semanas si R=1,25.


Todo parece indicar que Costa Rica ha entrado con fuerza en una nueva ola epidémica que puede ser devastadora.

 

Proyección a un mes derivada de la tasa R 

Si la tasa dejara de aumentar y se estabilizara en R=1,2, dentro de un mes Costa Rica estará diagnosticando cerca de 1.500 casos diarios, como se muestra en la proyección del Gráfico 2, “escenario neutro”.  

Si en un escenario pesimista continúa la tendencia al alza y dentro de un mes se llega a R=1,3, el número de casos diarios superaría 1.800.  Incluso, si en un escenario optimista la tasa baja a R=1,1, dentro de un mes el país estaría contabilizando cerca de 1.200 casos diarios, es decir un número semejante al del pico de la pandemia en septiembre del año pasado.


En el escenario neutro de R=1,2 se proyecta (Gráfico 3) un posible colapso del sistema hospitalario del país, es decir que la demanda de camas para Covid-19 superará la capacidad instalada:  hacia el 10 de mayo las necesidades de hospitalización por Covid-19 serían de cerca de 1.000 camas en total, 450 de ellas en cuidados intensivos.  Conviene notar que en los peores momentos de la pandemia el año pasado el pico de hospitalizaciones fue de 700, 250 en UCIs.

Estas proyecciones son para activar todas las alarmas para aplicar medidas que eviten que la proyección se haga realidad, principalmente: a) bajar la tasa de contagio con restricciones de circulación y reunión e intensa campaña de mensajes requiriendo el confinamiento voluntario; y b) acelerar al máximo la vacunación de las personas vulnerables para reducir la gravedad de los casos y su letalidad.

 

[1] Procedimiento de estimación de R descrito en:
https://ccp.ucr.ac.cr/documentos/portal/tasa-r-covid-19/R-Mate.pdf