Ericka Méndez, M.Sc.
Investigadora
Centro Centroamericano de Población

Leer informe

 

Miércoles, 22 de Agosto del 2007
12:00 m.
II Nivel del edificio del CCP



Resumen:

El estudio indaga si el gasto privado en salud de los adultos mayores costarricenses es más alto que el de otros grupos, considerando su mayor probabilidad a sufrir una enfermedad. Se utiliza la Encuesta de Ingresos y Gastos (ENIG, 2006) y los resultados de la primera ronda del CRELES, 2006. Los resultados demuestran que el ingreso promedio de los adultos mayores es menor al de un perceptor adulto de menor edad, y cerca de un 20% de los adultos mayores no perciben ingresos; evidenciando un mayor grado de vulnerabilidad financiera. También muestran que el gasto privado en salud de un hogar no aumenta significativamente por cada residente adicional de 60 años o más, pese a que la adquisición de bienes y servicios de salud sí es más alta entre este grupo etario. La disponibilidad de los servicios públicos de salud contribuye a este patrón. Además, se encontró que los hipertensos y diabéticos tienden a utilizar los servicios públicos más frecuentemente que los privados, mientras que los que padecen osteoporosis o niveles altos de colesterol tienden a pagar por medicamentos y consultas privados más frecuentemente.
      
Las conferencias están organizadas por los profesores Andrea Collado, Carolina Santamaría, Luis Rosero, Roger Bonilla y la asistente Gabriela Delgado.
Para informes, llamar al teléfono 207-4810 o envíe un E-mail a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Puede traer su almuerzo al Conversatorio.


Reciba en su correo electrónico un boletín de los siguientes conversatorios.

 Dirección de correo electrónico:  
 Su nombre (opcional):  

Una vez que complete el formulario y haga clic en el botón suscribir revise su correo electrónico y confirme la suscripción. No olvide revisar su buzón de spam de no encontrar el correo electrónico; a veces algunos servidores de correo catalogan las listas de distribución de correo como "no deseado". También es probable que el correo se etiquete como "promociones", en el caso de gmail.