Jaime Polanía

Investigador

Universidad "Jorge Tadeo Lozano", Colombia.

 

Miércoles, 24 de Septiembre del 2003
11:00 a.m.
II Nivel del edificio del CCP

 

Resumen:

En San Andrés isla las actividades agropecuarias y pesqueras representan un componente importante en la cultura tradicional, pero sólo generan empleo para un 1% de la población (poco más de 500 personas).

La agricultura, antiguamente una de las ramas principales de la economía, se practica hoy día esporádicamente. El sector es bastante estático y la producción es básicamente de autoabastecimiento, los pequeños excedentes que se generan se intercambian y en algunos casos se realiza la venta, pero la estructura económica transformada, con una importación casi completa de artículos de consumo y comerciales, hacen que incluso el cultivo de alimentos básicos no sea rentable.

El consumo adecuado de alimentos es uno de los indicadores más utilizados para vigilar la seguridad alimentaria, pues incluye el análisis de suficiencia, estabilidad, autonomía equidad distributiva y sustentabilidad y parte de que la inseguridad alimentaria es una situación en la cual las personas carecen de acceso a una cantidad de alimentos inocuos y nutritivos. Por lo tanto, no consumen los alimentos que necesitan para un crecimiento y desarrollo normales a fin de tener una vida activa y sana, sino que conlleva a un impacto negativo sobre el estado nutricional de la población y llega a manifestarse por deficiencia de nutrientes o baja productividad escolar e induce la baja calidad de vida de los habitantes.

La Canasta Básica de Alimentos ha sido definida como el conjunto de alimentos comúnmente comprados y consumidos, expresados en cantidades suficientes y adecuadas para cubrir las necesidades de energía y proteína de un hogar promedio en una población determinada y se asume que una comunidad está en riesgo de no alcanzar la seguridad alimentaria si las familias que la componen no son capaces de adquirir dicha canasta de alimentos.

Con el propósito de conocer y respetar las creencias de la comunidad, ofrecer posibles soluciones mediante la adaptación o la utilización de la tecnología disponible, recuperar los cultivos o la dedicación agraria tradicional, crear conciencia sobre hábitos de vida saludable y conocer o sugerir instrumentos parta la formulación de políticas de alimentación y nutrición se inició este proyecto que ha obtenido algunos resultados parciales, como los que se detallan a continuación:

 

  1. El patrón de consumo de alimentos de los agricultores, está definido por la cultura individual (que es aprendida y adquirida en lo cotidiano), las tradiciones de sus antepasados, (el origen o procedencia de cada persona) y lo que el ambiente ofrece (los cultivos con los que cuenta cada familia). Los alimentos que consumen con mayor frecuencia son aquellos que cultivan, mientras que las preparaciones cotidianas y especiales dependen de muchos factores, pero siempre tratan de seguir sus tradiciones, compartirlas, respetar, convivir y acoger otras.

  2. Los factores determinantes del patrón de consumo de los agricultores son principalmente los culturales, los cuales se han aprendido desde temprana edad y han permanecido relativamente estables durante la vida de cada informante.

  3. También son determinantes las creencias religiosas, dado que son las que permiten o rechazan el consumo de ciertos alimentos; los factores económicos, que sin duda alguna influyen en la calidad y cantidad de lo que consumen los agricultores; los factores sociales, que permiten el intercambio y la aceptación de otros hábitos de alimentación; los geográficos, ya que estos dan las características específicas a cada cultura y ofrecen a los agricultores el ambiente para cultivar un determinado productos.

  4. Las diferencias más representativas entre las familias, según su composición, son los tiempos de comida. Mientras para las familias continentales es de cinco, para las raizales es de tres.

  5. Los condimentos, más específicos en las familias raizales, a quienes les gustan las comidas con mucho sabor, usan la pimienta picante, albahaca tropical, nuez moscada, jengibre y salsa negra, que se han convertido en productos representativos de los isleños.

  6. El consumo de té de hierbas aromáticas tiene un papel fundamental en el patrón de consumo de los raizales.

  7. La harina de trigo es importante en los diversos productos horneados tradicionales de la isla.

  8. El consumo de lácteos, leguminosas, verduras, papa y carne roja es más evidente en los continentales; aunque también depende de factores económicos.

  9. El uso y consumo frecuente de la leche y aceite de coco en las familias raizales es representativo.

  10. En las fechas y días especiales salen a flote las tradiciones de cada familia. En todas las continentales se manifiesta la preparación y consumo de alimentos tradicionales de su respectiva región. Es de destacar que ninguno de los continentales ha dejado de preparar los alimentos de su región o con los que creció.

  11. Existe la adopción de alimentos en cada familia. Mientras los continentales adicionan en algunas preparaciones productos como el "Pigtail", la leche de coco y algunos condimentos, los raizales también consumen papa y leguminosas. También hay familias continentales que saben preparar la mayoría de los productos horneados tradicionales de San Andrés.

  12. Las diferencias entre una cultura y la otra no parecen significativas, tal vez porque los agricultores entrevistados comparten las mismas regiones (atlántica y andina) que, al igual que en San Andrés, se caracterizan por el consumo de pescado, arroz, plátano, yuca, ñame, maíz, caña de azúcar y jugos de fruta, principalmente. El patrón de consumo de alimentos para los agricultores está determinado por muchos factores y es posible que no se logre identificar uno, ya que los nativos y los continentales se fusionan para mantener un equilibrio y poder sobrevivir en un mismo medio y espacio.

Las conferencias están organizadas por los estudiantes de la maestría en Población y Salud, con el apoyo de Roger Bonilla, Andrea Collado, Aarón Ramírez y la supervisión del prof. Luis Rosero.

Lugar: Centro Centroamericano de Población, de la Fuente de la Hispanidad 100 este, 100 norte, 100 este y 25 norte. Edificio de 3 pisos, verde con paredes de ladrillos.

Para informes, llamar al teléfono 207-4803


Reciba en su correo electrónico un boletín de los siguientes conversatorios.

 Dirección de correo electrónico:  
 Su nombre (opcional):  

Una vez que complete el formulario y haga clic en el botón suscribir revise su correo electrónico y confirme la suscripción. No olvide revisar su buzón de spam de no encontrar el correo electrónico; a veces algunos servidores de correo catalogan las listas de distribución de correo como "no deseado". También es probable que el correo se etiquete como "promociones", en el caso de gmail.